SANDRA DIAZ


Sandra Díaz nació en la ciudad de Mendoza.

Vivió muchos años en la Ciudad de Buenos Aires, en donde se graduó en la carrera de Medicina, realizando también un Posgrado en Medicina Interna.

La pintura llega a su vida como un despertar, un camino buscado y encontrado, un cambio de rumbo. Luego de haber ejercido como médica durante un largo período, un proceso de búsqueda personal la lleva a investigar alternativas de autoconocimiento y expresión: un cambio en el estilo de vida.

«Fue un proceso de búsqueda permanente, un despertar, en el cual me re encontré y pude animarme a tomar otro camino.. «

Comenzó con su carrera artística hace 17 años, iniciándose en un estilo de pintura empírica. Ha realizado talleres y cursos enfocados en diferentes tipos de técnicas: Pintura al óleo, acuarela, espátula y técnicas mixtas.

 

En la actualidad se encuentra perfeccionándose en Dibujo con la Profesora y artista plástica Aldana Falcon.

Sus obras son de temática abstracta-figurativa, utilizando diversos materiales: acrílicos, óleos, pasteles, asfáltica, espátulas y pinceles…

Desde el año 2013 reside en la Ciudad de Córdoba, en donde vive dedicándose a sus pasiones: la pintura y los animales, es adiestradora canina.

«Celebro con fuerza esta posibilidad que me dió la vida y que yo he buscado:

Agradezco todas estas versiones mías, que han ido dando forma a la persona que soy actulamente, enriqueciéndola.

Pintar me salva y me conecta conmigo misma

Inspirada en la vida, en las emociones, en la música,

 tratando de expresar mi sentir desde el alma.»

Sandra Díaz crea apasionadamente, sin coordenadas fijas,

guiándose sólo por su instinto. La obra brota por sí misma sin más reflexión que el ser. 


  La personalidad va mutando a tiempo con la obra que surge  

y el espíritu evoluciona, mientras que la creación va madurando.


El resultado de este proceso es la unión total
de la artista con su obra, dejando en ella partes de si misma.


  En cada aspecto de este recorrido pictórico,

Sandra marca mapas individuales,

que unen emoción y observación, con una identidad propia.

La magia de la creatividad se desarrolla

en un conjunto de obras asociadas a

una historia oculta, un vistazo a momentos frágiles e íntimos,

que habitan quebradizos en la memoria.

Las luces creadas con la materia,

otorgan belleza a las obras.

Instantes capturados,

los colores se despliegan para presentar un universo de personajes y paisajes.

que da forma a diversos escenarios, Sandra Díaz logra fundirse con su obra.

En nuestra mente las ideas emergen

expandiéndose a través de las emociones.

El sentir nos recorre y termina siendo materia,

a través de las acciones.


Sandra juega con la mirada,

para perderse en viajes hechos de sensaciones.

Sentir no está de más,

dejarse ir tras los colores.

Las líneas son la fuerza que mueve,

la conexión visual que está brindándonos

posibles lecturas de su obra.


En las profundidades,

está la clave de lo que queremos ver.

Sólo sumergirnos en sus obras nos acerca

al conocimiento de sus razonamientos.

Al final del camino ocurre una nueva historia,

la creatividad siempre propone nuevas tonalidades.

Sandra Díaz nos invita a cuestionarnos y a continuar indagando,

en lo alternativo,

en aquello que nos permite seguir pensando.

Algunos rastros son visibles y nos permiten continuar

siguiendo la pista de su obra.

Lo que está por venir lo construiremos nosotros.


Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s